La Habana se alista para CHANEL


Mientras aumenta la lista de invitados que ya se registran en nuestros hoteles y caminan por las calles habaneras aún se alistan elementos del montaje para este martes próximo. El Prado capitalino no deja ver la exuberancia de los montajes característicos de la maison en cuestión y la Plaza de la Catedral tiene sus detractores, pero tiempo al tiempo, aún nos queda cierto par de horas para consumar el hecho. Elementos característicos de nuestras fiestas más campestres cubren el terreno de la Plaza de la Catedral, el Caney aún está en proceso de construcción.

Hoy mientras caminaba por la Habana Vieja entrenando los pies y el lente de mi cámara para los días próximos me encontré con este Work in Progress (nombre sugerente con el que Karl Lagerfeld inaugurara su primera exhibición fotográfica en territorio nacional) donde es muy evidente la necesidad de la marca de respetar y utilizar los elementos más folclóricos de la cultura nacional, y no hablo de la religión yoruba sino del campesinado, que conste.

El Prado aumenta sus luces, las instalaciones eléctricas ya cubren parte de la emblemática calle y el audio comienza a dejarse ver. Pero la pregunta es: ¿Acaso así será el desfile de Chanel en La Habana?, ¿Dónde está la exuberancia de los montajes escenográficos del Káiser?. La lista de cuestionamientos crece por segundo al igual que las expectativas, esas que a veces nos hacen ser en extremo inconformes, pero como decía anteriormente Tiempo al Tiempo, la Habana se alista para Chanel y aún nos queda cierto par de horas para consumar el hecho.